Archivo mensual: marzo 2013

Elizardo Sánchez Santacruz, defensor de asesinos

¿Hace falta una lista de presos políticos cubanos para justificar lo injusto de la Posición Común Europea y lo impresentable del bloqueo, y de paso olvidar que Estados Unidos tiene un campo de torturas en Guantánamo? Con tal de que alguien la proporcione, da igual lo que contenga. Hoy esa situación de desprecio a la verdad y la decencia, con el fin de infligir más privaciones a los cubanos, alcanza un grado de abyección inconcebible.
Un examen de la lista de presos políticos que Elizardo Sánchez Santacruz acaba de difundir revela que,
como medio de propaganda deshonesta contra Cuba, es un documento de calidad suprema. Pero como informe sobre la situación real de los derechos humanos es de una pasmosa desvergüenza. Dejando a un lado una serie de nombres que el mismo Sánchez ha confesado que son falsos, revisaré algunos ejemplos especialmente sucios.
El 9 de enero de 1992, Elías Pérez Bocourt y Erick Salmerón formaban parte de un grupo que irrumpió en un centro de recreación infantil en la Playa cubana de Tarará, atacaron por sorpresa a tres custodios, les ocuparon un fusil de asalto AK y otras armas, los tiraron al suelo y los maniataron. El objetivo era robarse un yate y emigrar ilegalmente a Estados Unidos, donde sabían que, pese a aquel delito de piratería, serían acogidos gracias a la Ley de Ajuste Cubano vigente desde 1966. Fuera de sí al no poder arrancar el motor del yate, los delincuentes ametrallaron a los tres custodios: así, amarrados y a sangre fría. Un joven policía acudió a ver qué pasaba y a él también lo mataron a tiros. La policía capturó a los asesinos en menos de 24 horas y dos de ellos fueron condenados a muerte. Pérez Bocourt, sin embargo, cumple una pena de 30 años de prisión y Erick Salmerón una de 25.
Ahora Elizardo Sánchez, que tras las excarcelaciones masivas de disidentes realizadas en Cuba no tiene cómo llenar las listas por las que recibe dinero de Estados Unidos y algunas embajadas europeas, miente de un modo incomprensiblemente insidioso al incluir en su lista de víctimas de violaciones de los derechos humanos a esos dos terroristas manchados de sangre inocente. Para alguien que no conozca la atrocidad de aquellos hechos, la engañosa descripción de Elizardo Sánchez resulta enigmática: se nos informa de que ni Pérez Bocourt ni Salmerón eran opositores al régimen en el momento del crimen –lo cual hubiera bastado para no incluirlos–, añadiendo que “dos integrantes del grupo fueron fusilados y varios policías resultaron muertos”. He aquí el humanismo de Sánchez Santacruz: la cantidad de asesinos fusilados cuenta, pero no la de víctimas asesinadas. Él sabe que cuatro policías fueron masacrados, pero suaviza el crimen poniendo varios; también sabe que fue un salvaje asesinato, pero elige otra formulación más capciosa: dice que “resultaron muertos”. Esa pirueta verbal deja abierta la duda acerca de quién mató a los jóvenes policías. Como si hubieran sido asesinados por el cielo o por el Gobierno de Cuba.
La noche del 15 de octubre de 1994 unos jóvenes aficionados a la pesca fueron sorprendidos en el pedraplén de Caibarién-Cayo Santa María por un comando terrorista procedente de Miami. Los infiltrados, entre los que se encontraban Miguel Díaz Bouza, Humerto Eladio Real Suárez y Armando Sosa Fortuny, venían armados con cinco fusiles AK-47, un fusil AR-15, un fusil M-4 y cuatro pistolas. Venían a matar cubanos, atacar instalaciones turísticas, crrear pánico en la población y reclutar bandas terroristas. Un pescador se dirigió a ellos sin ni siquiera percatarse de que eran gente hostil, y fue asesinado allí mismo. Sus compañeros se salvaron de milagro, tirándose al agua cuando oyeron que los infiltrados gritaban: ¡Mátenlos a todos!
Ahora Elizardo Sánchez tiene el cinismo de informar a las organizaciones internacionales que aún le hacen caso, de que las sentencias a esos terroristas demuestran hasta qué punto el Gobierno cubano viola los derechos humanos. Elizardo Sánchez oculta, inmoralmente, que el asesino y terrorista Real Suárez fue condenado a muerte por lo que hizo, pero que se le conmutó la pena capital por 30 años de prisión. En su lista, Sánchez deshumaniza a la verdadera víctima ocultando que se llamaba Arcilio Dionisio Rodríguez García, y que tenía 34 años cuando lo mataron.
El 10 de abril de 2003 cinco hombres redujeron por la fuerza a un recluta del Servicio Militar en La Isla de la Juventud, robándole un fusil de asalto AK-M. Horas después fueron detenidos en el aparcamiento delaeropuerto. En el auto en que viajaban, llevaban el AK-M con su bayoneta, tres cargadores y dos cuchillos con los que tenían la determinación de abordar, por la fuerza de las armas, un avión de la línea Nueva Gerona-La Habana, tomar como rehenes a los pasajeros y obligar al piloto a volar a Miami. Aquellos terroristas se llaman Leudios Arce Romero, Lázaro Ávila Sierra, José Ángel Díaz Ortiz, Jorge Luís Pérez Fuentes y Francisco Reyes Rodríguez y esos señores, asegura Elizardo Sánchez, son víctimas del desprecio del Gobierno de Cuba por los derechos humanos. En el avión que iban a secuestrar viajaban 30 seres humanos, muchos de ellos niños.
He aquí otros nombres que Sánchez Santacruz nos ofrece como activistas políticos presos en Cuba: Máximo Pradera Valdés, Hihosvanni Suris de la Torre y Santiago Padrón Quintero. Esos cubanos miamenses formaban parte de un grupo de terroristas que, procedentes de Estados Unidos, desembarcaron en la costa de Villaclara en abril de 2001. Para realizar el activismo político que defiende Elizardo Sánchez, y que era organizar una matanza en el conocido Cabaret Tropicana, los infiltrados portaban un fusil de largo alcance con mira telescópica y silenciador, cuatro fusiles de asalto AK-47, munición abundante y tres pistolas.
Karel de Miranda Rubio, Alain Forbes Lamorú, Rider Lescay Veloz, Leandro Cerezo Sirut y Yoan Torrez son ex militares cubanos que el 3 de mayo de 2007 asesinaron a dos rehenes cuando intentaron secuestrar un avión portando armas de fuego. Ellos también están en la lista de Sánchez y hay información suficiente en internet para seguir revelando la verdad de muchos otros nombres de falsos presos políticos. En esta ocasión no voy a examinar caso por caso. Elizardo Sánchez es el héroe sonriente de la mentira calculadora y fría, el falsario profesional que nos engañó a todos: al Centro Internacional Olof Palme, que tuvo que apartarse de él en su momento siendo yo responsable de los proyectos cubanos de esa respetable organización; a la ONU, a Amnistía Internacional y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad que una día creímos en sus embustes.
El caso más triste de todos es quizás el de don Carl Johan Groth, un hombre honorable de probada honestidad. Diplomático de currículo impecable, Groth fue el último Relator Especial de la ONU sobre los derechos humanos en Cuba. Mientras el relator hacía esfuerzos titánicos, de los que fui testigo presencial, por informar a la ONU sobre Cuba lo más objetivamente posible, las desinformaciones acerca de supuestos perseguidos políticos que obtenía de Elizardo Sánchez contenían tantas patrañas, embustes y nombres falsos, que al fin contribuyeron al fracaso de la misión de Groth.
Elizardo Sánchez Santacruz sólo puede sobrevivir moralmente en un ambiente de agresión mediática y diplomática contra el pueblo Cuba. De espaldas a la honradez, hoy solo Freedom House y algunas organizaciones anticastristas de extrema derecha dan crédito a las listas de este defensor de asesinos, siempre y cuando pertenezcan al bando de los protegidos de Estados Unidos y la Unión Europea, en su triste guerra contra Cuba.

*René Vázquez Díaz escritor cubano residente en Suecia. Su novela más reciente es “Ciudades junto al mar”, Alianza Editorial 2011.
Le Monde Diplomatique-Martianos-Hermes-Cubainformación

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

Hasta siempre,Comandante.

Chávez: luz de aurora
Posted on 7 marzo, 2013 by Iroel Sánchez i 4 Votes

Ángel Guerra Cabrera

Cientos de miles de personas rinden homenaje a Hugo Chávez
En la tarde del 5 de marzo, visiblemente conmovido, el vicepresidente Nicolás Maduro dio la trágica y dolorosa noticia que nunca hubiéramos querido escuchar. Había fallecido el presidente comandante Hugo Rafael Chávez Frías. Difícil asociar la muerte con ese hombre tan vital que tanto amó la vida y movió cielo y tierra por hacerla más libre y digna a los pobres de la Tierra. Nacido llanero (Barinas, 1954), donde florecen silvestres el canto y la poesía, su trazo vital marca un punto de giro decisivo en la historia de América Latina y el Caribe de hondas repercusiones planetarias.

En poco más de dos décadas desarticuló la estrategia de recolonización estadunidense de nuestra región encarnada en el Alca (Mar del Plata 2005), impulsó y fue el líder más notorio del surgimiento de un bloque de gobiernos opuestos al Consenso de Washington, fundó junto a Fidel Castro la fraterna Alba, tejió plurales alianzas conducentes a la creación de la Unasur y la Celac. Aglutinó a un grupo de líderes que dio pasos de gigante hacia la concreción del proyecto de unidad latinocaribeña de Bolívar y Martí y en colocar a nuestra América como el polo de resistencia principal contra la dominación mundial del imperialismo.

La gallarda rebelión armada(1992) que encabezó contra las políticas neoliberales de Estados Unidos y sus aliados locales proyectó al teniente coronel Chávez como líder nacional. Con su alzamiento el joven oficial y cientos de sus compañeros cumplieron con un mandato del pueblo venezolano, que tres años antes había sido reprimido sangrientamente durante el caracazo en respuesta al vigoroso repudio que manifestó en las calles contra aquellas políticas.

Chávez tomó muy en serio y se comprometió muy joven con las ideas y la trayectoria de Simón Bolívar, muerto aún más joven que él. La educación familiar de padre y madre humildes maestros de escuela, el destacado paso por la academia militar y su ejecutoria como oficial del ejército le permitieron a su inteligencia, avidez intelectual y sensibilidad excepcionales nutrirse del arsenal de conocimientos, experiencias e ideas que sellaron para siempre su comunión con el pueblo. Le cabe como a pocos aquella definición del Che cuando afirmó que el verdadero revolucionario actúa guiado por sentimientos de amor.

Sentía por Fidel profundo respeto, admiración y cariño y en fluido intercambio con él delineó las líneas maestras de su accionar y de la nueva arquitectura latinocaribeña, que enriqueció y llevó a cabo con inigualable maestría. Fidel reconoció muy temprano en él sus cualidades de estratega y conductor de pueblos y junto a Raúl le entregó una entrañable amistad. Chávez también quiso mucho a Cuba y a los cubanos y dedicó grandes esfuerzos a cimentar la solidaria y leal alianza venezolano-cubana, cuyos frutos no han podido ser más nobles.

Si las grandes trasformaciones de América Latina y el Caribe en los últimos años tienen en Chávez a uno de sus protagonistas más insignes, lo mismo puede decirse de la que lideró en Venezuela. De país subordinado a Estados Unidos, dominado por una elite racista, rapaz y represiva, que marginaba al pueblo de las decisiones y mantenía a millones apartados del disfrute de los más elementales derechos, Chávez recuperó la patria para todos e hizo al pueblo el actor político y social principal. Impulsó una refundación política, económica y cultural que puso de nuevo el socialismo en el orden del día a escala internacional y trasformó a Venezuela en un modelo de democracia. Rescató el petróleo como palanca del desarrollo nacional, de solidaridad y de posicionamiento geopolítico. Liquidó el analfabetismo e hizo de la salud, la educación y la seguridad social derechos universales, creó cientos de miles de puestos de trabajo y aumentó el poder adquisitivo de la población. Pero su conquista más importante es haber transformado al pueblo venezolano en partícipe activo, unido y muy consciente de la política nacional e internacional. No hay contrarrevolución que pueda contra eso.

Es proverbial el odio de los círculos dominantes de Estados Unidos, el capital internacional y sus colaboradores criollos contra Chávez. Asquea lo que escriben y dicen aún después de su muerte los que presumen de sus letras y voces libres, que sabemos esclavas. Tanto es el temor que les provoca la grandeza del venezolano y de su ejemplo. Hay hombres que hasta después de muertos dan luz de aurora, escribió José Martí. Chávez es uno de esos.

Categorías: Uncategorized | 1 comentario

¡Gloria al bravo Chávez!

Posted on 5 marzo, 2013by Iroel Sánchez

Atilio A. Boron
Cuesta muchísimo asimilar la dolorosa noticia del fallecimiento de Hugo Chávez Frías. No puede uno dejar de maldecir el infortunio que priva a Nuestra América de uno de los pocos “imprescindibles”, al decir de Bertolt Brecht, en la inconclusa lucha por nuestra segunda y definitiva independencia. La historia dará su veredicto sobre la tarea cumplida por Chávez, aunque no dudamos que será muy positivo. Más allá de cualquier discusión que legítimamente puede darse al interior del campo antiimperialista –no siempre lo suficientemente sabio como para distinguir con claridad amigos y enemigos- hay que partir reconociendo que el líder bolivariano dio vuelta una página en la historia venezolana y, ¿por qué no?, latinoamericana. Desde hoy se hablará de una Venezuela y Latinoamérica anterior y de otra posterior a Chávez, y no sería temerario conjeturar que los cambios que impulsó y protagonizó como muy pocos en nuestra historia llevan el sello de la irreversibilidad. Los resultados de las recientes elecciones venezolanas –reflejos de la maduración de la conciencia política de un pueblo- otorgan sustento a este pronóstico. Se puede desandar el camino de las nacionalizaciones y privatizar a las empresas públicas, pero es infinitamente más difícil lograr que un pueblo que adquirió conciencia de su libertad retroceda hasta instalarse nuevamente en la sumisión. En su dimensión continental, Chávez fue el protagonista principal de la derrota del más ambicioso proyecto del imperio para América Latina: el ALCA. Esto bastaría para instalarlo en la galería de los grandes patriotas de Nuestra América. Pero hizo mucho más.
Este líder popular, representante genuino de su pueblo con quien se comunicaba como nunca ningún gobernante antes lo había hecho, sentía ya de joven un visceral repudio por la oligarquía y el imperialismo. Ese sentimiento fue luego evolucionando hasta plasmarse en un proyecto racional: el socialismo bolivariano, o del siglo veintiuno. Fue Chávez quien, en medio de la noche neoliberal, reinstaló en el debate público latinoamericano -y en gran medida internacional- la actualidad del socialismo. Más que eso, la necesidad del socialismo como única alternativa real, no ilusoria, ante la inexorable descomposición del capitalismo, denunciando las falacias de las políticas que procuran solucionar su crisis integral y sistémica preservando los parámetros fundamentales de un orden económico-social históricamente desahuciado. Como recordábamos más arriba, fue también Chávez el mariscal de campo que permitió propinarle al imperialismo la histórica derrota del ALCA en Mar del Plata, en Noviembre del 2005. Si Fidel fue el estratega general de esta larga batalla, la concreción de esta victoria habría sido imposible sin el protagonismo del líder bolivariano, cuya elocuencia persuasiva precipitó la adhesión del anfitrión de la Cumbre de Presidentes de las Américas, Néstor Kirchner; de Luiz Inacio “Lula” da Silva; y de la mayoría de los jefes de estado allí presentes, al principio poco propensos –cuando no abiertamente opuestos- a desairar al emperador en sus propias barbas. ¿Quién si no Chávez podría haber volcado aquella situación? El certero instinto de los imperialistas explica la implacable campaña que Washington lanzara en su contra desde los inicios de su gestión. Cruzada que, ratificando una deplorable constante histórica, contó con la colaboración del infantilismo ultraizquierdista que desde dentro y fuera de Venezuela se colocó objetivamente al servicio del imperio y la reacción.
Por eso su muerte deja un hueco difícil, si no imposible, de llenar. A su excepcional estatura como líder de masas se le unía la clarividencia de quien, como muy pocos, supo descifrar y actuar inteligentemente en el complejo entramado geopolítico del imperio que pretende perpetuar la subordinación de América Latina. Supeditación que sólo podía combatirse afianzando –en línea con las ideas de Bolívar, San Martín, Artigas, Alfaro, Morazán, Martí y, más recientemente, el Che y Fidel- la unión de los pueblos de América Latina y el Caribe. Fuerza desatada de la naturaleza, Chávez “reformateó” la agenda de los gobiernos, partidos y movimientos sociales de la región con un interminable torrente de iniciativas y propuestas integracionistas: desde el ALBA hasta Telesur; desde Petrocaribe hasta el Banco del Sur; desde la UNASUR y el Consejo Sudamericano de Defensa hasta la CELAC. Iniciativas todas que comparten un indeleble código genético: su ferviente e inclaudicable antiimperialismo. Chávez ya no estará entre nosotros, irradiando esa desbordante cordialidad; ese filoso y fulminante sentido del humor que desarmaba los acartonamientos del protocolo; esa generosidad y altruismo que lo hacían tan querible. Martiano hasta la médula, sabía que tal como lo dijera el Apóstol cubano, para ser libres había que ser cultos. Por eso su curiosidad intelectual no tenía límites. En una época en la que casi ningún jefe de estado lee nada -¿qué leían sus detractores Bush, Aznar, Berlusconi, Menem, Fox, Fujimori?- Chávez era el lector que todo autor querría para sus libros. Leía a todas horas, a pesar de las pesadas obligaciones que le imponían sus responsabilidades de gobierno. Y leía con pasión, pertrechado con sus lápices, bolígrafos y resaltadores de diversos colores con los que marcaba y anotaba los pasajes más interesantes, las citas más llamativas, los argumentos más profundos del libro que estaba leyendo. Este hombre extraordinario, que me honró con su entrañable amistad, ha partido para siempre. Pero nos dejó un legado inmenso, imborrable, y los pueblos de Nuestra América inspirados por su ejemplo seguirán transitando por la senda que conduce hacia nuestra segunda y definitiva independencia. Ocurrirá con él lo que con el Che: su muerte, lejos de borrarlo de la escena política agigantará su presencia y su gravitación en las luchas de nuestros pueblos. Por una de esas paradojas que la historia reserva sólo para los grandes, su muerte lo convierte en un personaje inmortal. Parafraseando al himno nacional venezolano: ¡Gloria al bravo Chávez! ¡Hasta la victoria, siempre, Comandante!

Categorías: Uncategorized | 1 comentario

Cuba, cifras que dicen mucho.

Cuba: Verdades que no dirá Yoani Sánchez (+ video)
Posted on 1 marzo, 2013 by Iroel Sánchez i 3 Votes

Salim Lamrani (Opera Mundi)
La famosa opositora está realizando una gira mundial de 80 días en cerca de doce países del mundo para hablar de Cuba. Pero no lo dirá todo…

1. El Artículo 1705 de la Ley Torricelli de 1992, adoptada por el Congreso estadounidense, estipula que “Estados Unidos brindará asistencia a organizaciones no gubernamentales apropiadas, para apoyar a individuos y organizaciones que promuevan un cambio democrático no violento en Cuba”.

2. EL Artículo 109 de la Ley Helms-Burton de 1996, aprobada por el Congreso, confirma esta política: “El Presidente [de Estados Unidos] está autorizado a proporcionar asistencia y ofrecer todo tipo de apoyo a individuos y organizaciones no gubernamentales independientes para apoyar los esfuerzos con vistas a construir la democracia en Cuba”.

3. La agencia española EFE habla de “opositores pagados por Estados Unidos” en Cuba.

4. Según la agencia británica Reuters, “el gobierno estadounidense proporciona abiertamente apoyo financiero federal para las actividades de los disidentes”.

5. La agencia de prensa estadounidense The Associated Press reconoce que la política de financiar a la disidencia interna en Cuba no es nueva: “Desde hace años, el gobierno de Estados Unidos ha gastado millones de dólares para apoyar a la oposición cubana”.

6. Jonathan D. Farrar, antiguo jefe de la Sección de Intereses Norteamericanos en La Habana (SINA), reveló que algunos aliados de Estados Unidos como Canadá no comparten la política de Washington: “Nuestros colegas canadienses nos han preguntado lo siguiente: ¿Acaso alguien que acepta dinero de Estados Unidos debe ser considerado un preso político?”.

7. Para Farrar, “Ningún disidente tiene una visión política que podría aplicarse en un futuro gobierno. Aunque los disidentes no lo admitan, son muy poco conocidos en Cuba fuera del cuerpo diplomático y mediático extranjero […]. Es poco probable que desempeñen un papel significativo en un gobierno que sucedería a los hermanos Castro”.

8. Farrar afirmó que “Los representantes de la Unión Europea descalificaron a los disidentes en los mismos términos que los del gobierno de Cuba, insistiendo en el hecho de que ‘no representan a nadie’”.

9. Cuba dispone de la tasa de mortalidad infantil (4,6 por mil) más baja del continente americano –incluyendo a Canadá y Estados Unidos– y del Tercer Mundo.

10. La American Association for World Health, cuyo presidente de honor es James Carter, apunta que el sistema de salud de Cuba es “considerado de modo uniforme como el modelo preeminente para el Tercer Mundo”.

11. La American Public Health Association apunta que “no hay barreras raciales que impiden el acceso a la salud” y subraya “el ejemplo que ofrece Cuba, el ejemplo de un país con la voluntad política de brindar una buena atención médica a todos sus ciudadanos”.

12. Con un médico para 148 habitantes (78.622 en total), Cuba es, según la Organización Mundial de la Salud, la nación mejor dotada del mundo en este sector.

13. Según, el New England Journal of Medecine, la más prestigiosa revista médica del mundo, “el sistema de salud cubano parece irreal. Hay demasiados doctores. Todo el mundo tiene un médico de familia. Todo es gratuito, totalmente gratuito […]. A pesar del hecho de que Cuba dispone de recursos limitados, su sistema de salud ha resuelto problemas que el nuestro [de Estados Unidos] no ha logrado resolver todavía. Cuba dispone ahora del doble de médicos por habitante que Estados Unidos”.

14. Según la Oficina de Índice de Desarrollo Humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, Cuba es el único país de América Latina y del Tercer Mundo que se encuentra entre las diez primeras naciones del mundo con el mejor Índice de Desarrollo humano sobre los tres criterios, esperanza de vida, educación y nivel de vida durante la última década.

15. Según la UNESCO, Cuba dispone de la tasa de analfabetismo más baja y de la tasa de escolarización más alta de América Latina.

16. Según la UNESCO, un alumno cubano tiene el doble de conocimientos que un niño latinoamericano. El organismo enfatiza que “Cuba, aunque es uno de los países más pobres de América Latina, dispone de los mejores resultados en cuanto a la educación básica”.

17. Un informe de la UNESCO sobre la educación en 13 países de América Latina clasifica a Cuba como primera en todas las asignaturas.

18. Según la UNESCO, Cuba ocupa el puesto decimosexto del mundo –el primero del continente americano– del índice de desarrollo de la educación para todos (IDE) que evalúa la enseñanza primaria universal, la alfabetización de los adultos, la paridad y la igualdad de sexos así como la calidad de la educación. A título de comparación, Estados Unidos está clasificado en el puesto 25.

19. Según la UNESCO, Cuba es la nación del mundo que dedica la parte más elevada del presupuesto nacional a la educación, con cerca de un 13% del PIB.

20. La Escuela Latinoamericana de Medicina de La Habana es una de las más prestigiosas del continente americano y ha formado a decenas de miles de profesionales de la salud de más de 123 países del mundo.

21. La UNICEF enfatiza que “Cuba es un ejemplo en la protección de la infancia”.

22. Según Juan José Ortiz, representante de la UNICEF en la Habana, en Cuba “no hay ningún niño en la calle. En Cuba los niños son todavía una prioridad y por eso no sufren las carencias de millones de niños de América Latina que trabajan, son explotados o caen en las redes de prostitución”.

23. Según la UNICEF, Cuba es un “paraíso para la infancia en América Latina”.

24. La UNICEF subraya que Cuba es el único país de América Latina y del Tercer mundo que ha erradicado la desnutrición infantil.

25. La organización no gubernamental Save the Children clasifica a Cuba en el primer puesto de los países en desarrollo en las condiciones de maternidad, por delante de Argentina, Israel o Corea del Sur.

26. La primera vacuna del mundo contra el cáncer de pulmón, el Cimavax-EGF, fue elaborada por científicos cubanos del Centro de Inmunología Molecular de La Habana.

27. Desde 1963 con el envío de la primera misión médica humanitaria a Argelia, cerca de 132.000 médicos cubanos y otro personal de salud ha colaborado voluntariamente en 102 países.

28. En total, los médicos cubanos han atendido a más de 85 millones de personas y han salvado 615.000 vidas en todo el planeta.

29. Actualmente, 38.868 colaboradores sanitarios cubanos, entre ellos 15.407 médicos, ofrecen sus servicios en 66 naciones.

30. Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) “uno de los ejemplos más exitosos de la cooperación cubana con el Tercer Mundo ha sido el Programa Integral de Salud para América Central, el Caribe y África”.

31. En 2012, Cuba formó más de 11.000 nuevos médicos: 5.315 son cubanos y 5.694 proceden de 69 países de América Latina, África, Asia… e incluso de Estados Unidos.

32. En 2005, tras la tragedia causada por el huracán Katrina en Nueva Orleans, Cuba ofreció a Washington 1.586 médicos para atender a las víctimas, pero el presidente de la época, George W. Bush, rechazó la oferta.

33. Tras el terremoto que destruyó Pakistán en noviembre de 2005, 2.564 médicos cubanos atendieron a las víctimas durante más de ocho meses. Se montaron 32 hospitales de campaña y se entregaron luego a las autoridades sanitarias del país. Más de 1,8 millones de pacientes fueron curados y se salvaron 2.086 vidas. Ninguna otra nación brindó una ayuda tan importante, ni siquiera Estados Unidos, principal aliado de Islamabad. Según el diario británico The Independent, la brigada médica cubana fue la primera en llegar y la última en dejar el país.

34. Tras el terremoto en Haití en enero de 2012, la brigada médica cubana, presente desde 1998, fue la primera en atender a la población y curó a más del 40% de las víctimas.

35. Según Paul Farmer, enviado especial de la ONU, en diciembre de 2012, cuando la epidemia de cólera alcanzó su clímax en Haití con una tasa de mortalidad sin precedentes y mientras el mundo miraba para otro lado, “la mitad de las ONG ya se habían marchado, mientras los Cubanos todavía estaban presentes”.

36. Según el PNUD, la ayuda humanitaria cubana representa proporcionalmente al PIB un porcentaje superior al promedio de las 18 naciones más desarrolladas.

37. Gracias a la Operación Milagro que lanzaron Cuba y Venezuela en 2004, que consiste en operar gratuitamente a las poblaciones pobres víctimas de cataratas y otras enfermedades oculares, más de dos millones de personas procedentes de 35 países pudieron recobrar la vista.

38. El programa de alfabetización cubano Yo, sí puedo, lanzado en 2003, ha permitido a más de cinco millones de personas de 28 países diferentes, incluyendo España y Australia, a aprender a leer, escribir y sumar.

39. Desde la creación de Programa humanitario Tarará en 1990, en respuesta a la catástrofe nuclear de Chernóbil, cerca de 30.000 niños entre 5 y 15 años fueron curados gratuitamente en Cuba.

40. Según Elías Carranza, director del Instituto Latinoamericano de las Naciones Unidas para la Prevención del Delito y el Trato del Delincuente, Cuba erradicó la exclusión social gracias “a grandes conquistas en la reducción de la criminalidad”. Se trata del “país más seguro de la región [mientras que] la situación en cuanto a los delitos y la inseguridad a escala continental se ha deteriorado en las últimas tres décadas con el aumento del número de muertos en las prisiones y en el exterior”.

41. Respecto al sistema de Defensa Civil cubano, el Centro para la Política Internacional de Washington, dirigido por Wayne S. Smith, antiguo embajador estadounidense en Cuba, apunta en un informe que “no hay ninguna duda en cuanto a la eficiencia del sistema cubano. Sólo unos cubanos perdieron la vida en los 16 huracanes más importantes que golpearon la isla en la última década, y la probabilidad de perder la vida en un huracán en Estados Unidos es 15 veces superior que en Cuba”.

42. El informe de la ONU sobre “el estado de la inseguridad alimentaria en el mundo 2012” apunta que los únicos países que han erradicado el hambre en América Latina son Cuba, Chile, Venezuela y Uruguay.

43. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), “las medidas aplicadas por Cuba en la actualización de su modelo económico con vista a lograr la soberanía alimentaria pueden convertirse en un ejemplo para la humanidad”.

44. Según el Banco Mundial, “Cuba es internacionalmente reconocida por su éxitos en el campo de la educación y de la salud, con un servicio social que supera el de la mayoría de los país en vías de desarrollo y en algunos sectores es comparable al de los países desarrollados”.

45. El Fondo de Naciones Unidas para la Población subraya que Cuba “adoptó hace más de medio siglo programas sociales muy avanzados, que permitieron al país alcanzar indicadores sociales y demográficos comparables a los de los países desarrollados”.

46. Desde 1959 y la llegada de Fidel Castro al poder, ningún periodista ha sido asesinado en Cuba. El último que perdió la vida fue Carlos Bastidas Argüello, asesinado por el régimen militar de Batista el 13 de mayo de 1958.

47. Según el informe 2012 de Amnistía Internacional, Cuba es uno de los países de América que menos viola los derechos humanos.

48. Según Amnistía Internacional, las violaciones de derechos humanos son más graves en Estados Unidos que en Cuba.

49. Según Amnistía Internacional, actualmente no hay ningún preso político en Cuba.

50. El único país del continente americano que no mantiene relaciones diplomáticas y comerciales normales con Cuba es Estados Unidos.

*Doctor en Estudios Ibéricos y Latinoamericanos de la Universidad Paris Sorbonne-Paris IV, Salim Lamrani es profesor titular de la Universidad de la Reunión y periodista, especialista de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Su último libro se titula The Economic War Against Cuba. A Historical and Legal Perspective on the U.S. Blockade, New York, Monthly Review Press, 2013, con un prólogo de Wayne S. Smith y un prefacio de Paul Estrade.

Contacto: lamranisalim@yahoo.fr ; Salim.Lamrani@univ-reunion.fr

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: