Doblan las campanas en La Habana por el Cardenal Jaime Ortega

Resultado de imagen de Cardenal Jaime Ortega y Juan Pablo Segundo

Doblan las campanas en La Habana por el cardenal Ortega, “El Cardenal Jaime ha fallecido y al comenzar a sentir su ausencia física reviven, junto al afecto agradecido, los recuerdos de su calidad personal y su infatigable celo pastoral”, expresó el actual Arzobispo de La Habana, Juan García Rodríguez, quien estuvo a cargo de la homilía en esta misa exequial en el sufragio por el eterno descanso del Cardenal Ortega. Además de invitar a los sacerdotes, religiosos y laicos rezar por su eterno descanso, el Arzobispado pidió que “según nuestra tradición, deberán doblarse las campanas entre las doce y las seis de la tarde de viernes y sábado”.

Del Cardenal Ortega, habló como un pensador, creador, amigo de la cultura, y destacó que pontífice fue, porque esa palabra significa quien tiende puentes y eso hizo el Cardenal Jaime para tratar de que quienes estaban en orillas distintas –geográficas, religiosas, filosóficas o políticas- se encontraran para el mutuo conocimiento y el diálogo.

Y es que conocido es el significativo aporte que a la fluidez de las relaciones entre la Iglesia Católica y el Estado cubano brindó el Arzobispo Emérito de San Cristóbal de La Habana, quien fue, además, portador de misivas del Papa Francisco a los presidentes Raúl Castro Ruz y Barack Obama, como contribución al restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y los Estados Unidos.

El Cardenal Jaime Ortega nació en Jaguey Grande, provincia Matanzas (Cuba), el 18 de octubre de 1936. Fue ordenado sacerdote el 2 de agosto de 1964; obispo el 14 de junio de 1979 y creado cardenal el 26 de noviembre de 1994 por San Juan Pablo II.

Fue presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba en tres períodos consecutivos (1988-1998), y nuevamente de 2001 a 2004. Participó en la IV Conferencia General del Episcopado Latinoamericano en Santo Domingo de 1992.

De cuerpo presente, ataviado con la casulla roja, el anillo, la mitra y el báculo, todos símbolos cardenalicios, fue velado el Cardenal durante tres días, antes de ser colocados sus mortales restos en un féretro, que permaneció en el piso, delante del altar y con los Evangelios encima durante la Santa Misa.

Ofrendas florales del General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, y de Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, acompañaron las honras fúnebres del Cardenal Jaime Ortega Alamino ante una repleta Catedral de La Habana.

Imagen relacionada          Imagen relacionada  Imagen relacionada

Resultado de imagen de Cardenal Jaime Ortega y Juan Pablo Segundo   Imagen relacionada

 

 

 

 

 

 

 

Categorías: Uncategorized | Etiquetas: , , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: