Es mejor propagar el sionismo como enfermedad mortal, que invertir en la salud y el bienestar de América

Resultado de imagen de Israel en America latina

LLama la atención dentro del continente, que la escalada agresiva desatada por el gobierno de los Estados Unidos, con el despertar de la Doctrina Moroe hacia los pueblos de nuestra región, arrastra a gobiernos como el de Brasil y Honduras a cancelar convenios de salud con Cuba, que redundan en mejoras para sus ciudadanos, mientras suscriben convenios militares o aceptan ayuda, desde el otro extremo del mundo, que permiten la entrada a sus terrirorios de tropas del Ejercito Sionista de Israel.

Evidentemente es parte de una estrategía del gobierno norteamericano, mantener en jaque la región y establecer en ella a su incondicional  aliado, Israel (como diría mi abuala una mano lava la otra y las dos lavan la cara)

Transcurre mayo de 2019 y aunque aún no se ha hecho oficial por los gobiernos de Cuba y Honduras, la brigada médica cubana que desde hace veinte años presta servicios de salud, en varias comunidades de Honduras, comenzó a regresar al país porque el último acuerdo, suscrito hace dos años por ambos gobiernos, concluyó el pasado 30 de abril y las autoridades hondureñas no han presentado a la firma una nueva propuesta y tampoco se sabe, sin lo harán.

Y mientras las autoridades hodureñas dilatan la firma de un convenio de salud con Cuba, la prensa filtra el cocinado de un Tratado Militar multilateral entre su país y el estado sionista de Israel, bajo la supervisión de Estados Unidos, el cual permitiría la entrada a territorio hodureño de diez mil soldados israelita.

Dicho contingente se acentará en la Base José Enrique Soto Cano de Palmerola e intercambiaría espacio con la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo, que tiene Estados Unidos en esta ciudad.

Resultado de imagen de tratado militar honduras israel

Aunque la noticia fue desmentida vía tuitter, al parecer no  convencieron ni al más pinto y es que actualmente Honduras tiene convenios con Israel en la compra de armas, equipamiento militar y la repotenciación de naves aéreas y marítimas convirtiéndolos en aliados estratégicos.

 

 

En noviembre de 2018 el presidente de Brasil Jair Bolsonaro, anunciaba vía tuitter: “Condicionamos la continuidad del programa Más Médicos a la aplicación de prueba de capacidad, salario completo a profesionales cubanos, hoy la mayoría de ellos destinados a la dictadura, y la libertad de traer a sus familias. Desafortunadamente, Cuba no aceptó“.

A lo que Cuba respondió con la retirada de todos sus médicos por el incumplimiento de una de las partes, en este caso, Brasil de los acuerdos firmados en 2016, entre ambos países y la OPS.

Cerca de 8000 médicos cubanos fueron retirados de este hermano país, repercutiendo esto en los índices de salud de las zonas más vulnerables del país: el norte y la semiárida región del noreste, plazas que los galenos brasileños no han querido cubrir.

Transcurría enero de 2019 y una brigada integrada por 130 “socorristas” de la Fuerzas Armadas de Israel, llega a territorio de Brumandinho (estado de Minas Gerais), con el “objetivo de prestar ayuda humanitaria”, luego del desastre de la represa. Según las autoridades la idea era utilizar su alta tecnología para buscar personas debajo del lodo, por lo que llegaron cargados con 16 toneladas de “material” capaz de detectar la señal de un móvil hasta a cuatro metros de profundidad.

Esta decisión provocó una gran controversia dentro y fuera del país y se sumó a los comentarios sionista de Bolsonaro durante su campaña y sus preferencias hacia los líderes de Israel y los Estados Unidos. Incluso los más osados vincularon el arribo de esta brigada de militares con la esfervecente situación  provocada por la derecha venezolana y dirigida desde la Casa Blanca.

Colombia, ya cuenta con ocho bases militares de Estados Unidos dentro de su territorio y con un presidente que lo mismo se deja aplaudir que ofender por Donald Trump.

Nicaragua en cambió ofreció resistencia. Mientras, la Venezuela bolivariana junto a su presidente Nicolás Maduro, continua en pie de lucha antes de ser lacayos del imperio. Esta desobediencia, estimula el desepero y la pérdida de control del gobierno de Donald Trump, quien ha desempolvado la Doctrina Monroe y puesto en ejecución, la Ley del Garrote hacia nuestra región y directamente sobre esta nación.

Estados Unidos rrecurre a las más inverosimiles mentiras, con el fin de derrocar la Revolución Bolivariana y con ella de paso la Revolución Cubana. Desacredita la imagen que tiene Cuba ante el mundo, tuerce los papeles de víctima y victimario porque no hallan la forma de acabar con este par de huesos duros que dignifican a latinoamerica.

Los asesores Bolton y Pompeo y el mismo presidente Trump insisten ante el mundo que Cuba tiene en territorio venezolano más de 20 000 soldados y que desde la isla se dirige Venezuela. No cabe dudas que el gobierno de Donald Trump en su afá expensionista y en aras de ganar méritos para la historia y lograr lo que sus anteriores no pudieron, apuesta con todo por la desestabilización de la región.

Imagen relacionada

Será que en su distorcionada locura saben lo que realmente representan para el mundo, el verdadero ejercito que Cuba tiene en Venezuela, ese que también estuvo en Brasil y aún está en Honduras. Un Ejercito de Batas Blancas, como lo llamara Fidel, que lleva salud y amor hasta lugares más inhóspitos del planeta. Saben no, están clarísimos que el ejemplo de uno solo de estos médicos cubanos, es semilla de millones porque:

” En el mundo ha de haber cierta cantidad de decoro, como ha de haber cierta cantidad de luz. Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres (…) En esos hombres van miles de hombres, va un pueblo entero, va la dignidad humana” y esos son los médicos cubanos, el único ejercito que Cuba lleva a cualquier parte del mundo, que no amaenaza, que no odia, que no roba y que no asesina  como hace Israel en Palestina, todo lo contrario, salva millones de vidas y ello representa para el imperialismo un precio muy alto que no están dispuesto a pagar.

Para Trump y su equipo de mentirosos y mal nacidos, es mejor propagar el sionismo como enfermedad mortal, que invertir en la paz y el bienestar de nuestro continente.

“Los Estados Unidos parecen estar destinados por la providencia a plagar la América de miseria en nombre de la libertad”

 

 

 

Categorías: Uncategorized | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Navegador de artículos

2 pensamientos en “Es mejor propagar el sionismo como enfermedad mortal, que invertir en la salud y el bienestar de América

  1. Reblogueó esto en VenCuba.

    Me gusta

  2. Reblogueó esto en La Esquina Roja .

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: