La belleza escultórica que va creciendo en La Habana

Poco a poco La Habana se ha convertido en una ciudad donde a cada paso puedes encontrar una escultura. Gracias a Fabelo, Erig Rebull, Rafael Miranda, José Villa entre otros artistas de la plásticas hemos comenzado a convivir de manera cotidiana con estatuas que son tan reales como ya familiares y sin dudas maravillosas. Crecimos dándole vida e inventándole historias al legendario personaje de Cervantes, Don Quijote de la Mancha que junto a Rocinante apareció una mañana de 1980 en la céntrica esquina de J y  23 en el Vedado.

 

El famoso escritor Ernest Hemingway aún prefiere disfrutar, desde una esquina de la barra del Bar Floridita, del mejor Daiquiri del mundo.

 

 

 

El ilustre Caballero de París llegó un día a las adoquinadas calles de la Vieja Habana para envolver con su habitual locura a cada transeúnte que recorre la Plaza de San Francisco de Asís y simula continuar su andar junto a esta singular figura que un día dejó París para venir morir a La Habana.

 

 

 

Imagen relacionada

 

La imponente Primavera cual bella imagen de mujer nos seduce desde la céntrica esquina de Malecón y Galiano.

 

 

 

 

Street art by way of Sculpture la conversacion in Plaza de San Francisco in Havana, Cuba

 

La Conversación del escultor contemporáneo francés, Étienne Pirot cuya dos figuras mantienen un tranquilo dialogo que nos hace reflexionar sobre el necesario  intercambio de ideas y el arte de escuchar.

 

 

 

 

Imagen relacionada

 

John Lennon el ex Beatles, como un soñador espera la siguiente fotografía, con o sin los espejuelos más codiciados de toda Cuba.

 

El poeta Nicolás Guillén mira a la Bahia de La Habana desde el Paseo del Prado

La Alameda de Paula se viste de poesía con la presencia de Nicolás Guillen mirando al “gigante azul, abierto democrático: en fin, el mar”.

 

 

La hermosa Cecilia Valdés otro símbolo de cubanía nos espera en la Plaza del Ángel.

 

 

El Gallo y La Mujer del legendario Fabelo. Una mujer que se nos muestra sin temor a enseñar su cuerpo desnudo  encima  de un gallo al que ha logrado dominar con su tridente, un tenedor o seducir con sus encantos.

 

 

 

Imagen relacionada

Antonio Gades recostado a una columna de las tantas que sostienen la catedral de La Habana mientras esperamos la sorpresa, de un repicar de tacones a ritmo flamenco, ver erguirse su cuerpo y sus palmas abrazar esta ciudad de ensueño.

De belleza escultórica se va llenando La Habana, una cuidad que está próxima a cumplir su 500 aniversario y lejos de envejecer rejuvenece con los años.

Categorías: Uncategorized | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: