Consejo Político ALBA_TCP, por la unidad, la paz y la soberanía de Latinoamerica entera.

Hoy inicia en La Habana, Cuba La Reunión del Consejo Político del ALBA_TCP, la cual se realiza como continuidad de la XIV Cumbre del ALBA, efectuada en Caracas el pasado 5 de marzo.

 

Este Consejo tiene lugar en medio de un proceso complejo para la América Latina y en particular para la hermana Venezuela.

Este es un momento marcado por el recrudecimiento del acoso político y mediato de la derecha continental, con el siempre bien recibido apoyo de los US, contra cualquier proceso Democrático y Popular dentro del continente y especialmente contra la Revolución Bolivariana.

Así se expreso el Almirante Kurt W. Tidd ante la Comisión de Servicios Armados del Senado, …“Los ciudadanos bolivianos han llevado a cabo protestas en masa para exigir una solución a una grave escasez de agua, mientras que Venezuela enfrenta una inestabilidad significativa en el año entrante debido a una escasez generalizada de alimentos y medicinas, una persistente incertidumbre política y una situación económica que va de mal en peor. La creciente crisis humanitaria en Venezuela podría acabar exigiendo una respuesta a nivel regional”

América Latina no necesita más pruebas, para confirmar que cada vez cobran mayor fuerzas las acciones de la derecha dentro de nuestra región y particularmente en Venezuela,  cuya derecha de manera inescrupulosa arremete contra la estabilidad económica de la nación, utiliza el vandalismo como bandera desestabilizadora contra la tranquilidad ciudadana y el desprestigio cada vez más acuciante de sus máximos dirigentes.

Se trata de ganar fuerzas que ayuden a conseguir a través de la OEA, la organización más mercenaria que por años ha mantenido los EEUU como “símbolo” de nuestra América,  el consenso para condenar a Venezuela, aislándola del resto de los países y si fuera posible lograr la intervención de las fuerzas de la gran potencia imperialista. Todo esto en pos de cambiar la correlación regional de fuerzas y hacer imperar de manera descarada los mecanismos de dominación imperial, dentro de nuestra región.

Para nada estaba errado el Che cuando dijo que “…al imperialismo ni tantico así”

“El Alba es la base de la construcción de una nueva América por lo que debemos atenderla y valorarla. El desarrollo de un poder en América Latina es el único camino que tenemos. Hoy venimos a revitalizarlo, expresó Nicolás Maduro hace apenas un mes.

Por más difícil que esté la situación, la región recoge el fruto de su trabajo conjunto, valorado en humanismo, solidaridad, dignidad e integración. Nunca las cosas ha sido fáciles para los gobiernos progresista, la mano del imperio insiste en aniquilarnos, ahí estará siempre como dijera José Martí refiriendo a los US, “el Gigante de las siete leguas”.

América Latina y el Caribe deberán defender hoy más que nunca su condición de Zona de Paz, contribuyendo al mantenimiento y fortalecimiento de la unidad, la integridad, el respeto y la colaboración entre todas las naciones de nuestra región.

Debemos luchar por evitar a toda costa la injerencia extranjera en la política de nuestros países máxime, cuando se trata de gobiernos legítimamente elegidos por sus ciudadanos y no arrebatados por la fuerzas, el fraude o Golpes de Estados anti constitucionales.

Este Consejo, como fue la pasada Cumbre extraordinaria del ALBA_TCP deberá reafirmar de manera unánime la solidaridad y el total apoyo a la soberanía del pueblo venezolano y su Revolución Bolivariana  y a su Presidente Nicolás Maduro, ante la embestida de acciones mediáticas por parte de la derecha interna y externa, las cuales parecen no tener fin.

El esfuerzo de Venezuela por la integridad regional ha sido crucial PetroCaribe, UNASUR,  CELAC y hasta el propio ALBA. Estos no pueden verse mancillados por la nueva agenda del Presidente Norteamérica Donald Trump para la América, la cual pretende desatar un proteccionismo comercial extremo y egoísta que impacte la competitividad de nuestro productos, vulnere acuerdos medioambientales y se favorezcan los ingresos de las transnacionales, así como perseguir y deportar migrantes obligados por la pobreza en sus países a causa de la desigual distribución de las riquezas en un mundo que está regido por el orden económico y político internacional de las grandes potencia imperialistas.

Para los gobiernos progresistas de nuestra región, los estudiantes, los sindicatos, los campesinos, los indígenas, los intelectuales y académicos y los movimientos populares “…Es la hora del recuento, y de la marcha unida, y hemos de andar en cuadro apretado, como la plata en las raíces de los Andes”.

Anuncios
Categorías: Uncategorized | Etiquetas: | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: