Negociaciones Cuba-US, una moneda con doble cara.

Por: El Canario

Las negociaciones entre Cuba y los Estados Unidos constituyen un tema recurrente dentro de las noticias que acaparan los medios de prensa a escala internacional, cobrando fuerza, esta semana con el anuncio por parte del Presidente Barack Obama de su visita a Cuba el próximo mes de marzo.

Todo apunta a que  el proceso de normalización de relaciones entre ambos países avanza, generando de alguna manera expectativas tanto fuera como dentro de la isla. Pero también incertidumbre, confusión y hasta un poco de desmovilización por parte de los amigos y partidarios del gobierno revolucionario.  Por ello debemos prestar especial atención a todo lo referente a este proceso, analizarlo y discutirlo con detenimiento.

No todo se desarrolla al ritmo deseado, si tenemos en cuenta que las elecciones a la presidencia del país contraparte US están casi a la mano. No obstante, a pesar de la difícil posición, se espera de Obama el avance de un proceso que no tenga marcha atrás.

Este martes 16 de Febrero se firmaron acuerdos de entendimiento para los vuelos comerciales desde los Estados Unidos hacia Cuba, lo que permitirá unos 20 vuelos diarios.  Esto es un hecho concreto y muestra perspectivas en cuanto al futuro del turismo norteamericano a la isla, para el cual se mantienen las prohibiciones de viajar a Cuba.

El  pasado 24 de Enero  el gobierno de los Estados Unidos aprobó un grupo de medidas en pos de flexibilizar aún más su política hacia la isla, mostrando una vez más  “la cara de buen vecino”.  Dichas medidas reflejan que sí se puede contribuir al desmantelamiento paulatino del bloqueo y reafirman el criterio del gobierno cubano en cuanto a que el presidente Barack Obama, conserva amplias facultades ejecutivas para continuar modificando su aplicación de manera significativa, sin necesidad de acudir al Congreso.

Dentro del paquete de medidas, uno de los aspectos llamativos es la autorización de créditos para la exportación norteamericana, lo cual constituye una modificación de peso, aunque de alguna manera responde también a la necesidad de los Estados Unidos de dar pasos adicionales para poder concretar la implementación de las medidas adoptadas en Enero y Septiembre del pasado año 2015.

A pesar de estos importantes pasos, es bueno tener claro que aún continúan vigentes los aspectos esenciales  del bloqueo, los cuales constituyen obstáculos reales para una normalización de las relaciones entre ambos países y en especial en las relaciones económico-comerciales.

Un ejemplo que define lo anterior es la imposibilidad por parte de Cuba de utilizar el dólar estadounidense en sus transacciones financieras y comerciales; lo cual encarece  nuestras operaciones en la esfera económica y suma un alto riesgo en lo social.

A pesar de los avances y de constituir un hecho la aprobación, por ambos países, de la primera fábrica norteamericana (Clebber LLC) que invertirá en Cuba, existe ausencia de reciprocidad para con las empresas y entidades cubanas, las cuales no están autorizadas para abrir representaciones de las mismas en territorio norteamericano.  Por ende se mantienen prohibiciones y restricciones que impiden ampliar los vínculos entre entidades y empresas norteamericanas con empresas cubanas, lo cual obvia las necesidades de funcionamiento de la economía de la isla caribeña.

A todos estos elementos se suma la persecución financiera y comercial con carácter extraterritorial contra entidades extranjeras que poseen vínculos con Cuba.  De ello pueden dar fe las multas millonarias impuestas por el gobierno norteamericano el pasado año a los bancos europeos: COMMERZBANK (alemán) de 1710 millones de dólares y el CREDIT AGRICOLE (Francés) de 1116 millones dólares.

La más reciente en el de Enero de 2016, hace un mes, donde el gobierno de los Estados Unidos impuso el pago de 140.000 dólares a la empresa norteamericana de diseño WATG HOLDINGS INC., porque esta tenía vínculos con la isla. Todas ella aplicadas después del 17 de Diciembre de 2014, día en que  los presidentes Raúl Castro y Barack Obama dan a conocer el inicio del proceso de restablecimiento de relaciones entre #CubaUS

No es ocioso señalar que las medidas aprobadas siguen siendo selectivas y se enfocan en un supuesto objetivo de “apoyar al pueblo cubano”, como si la esencia de la revolución cubana no fuera su pueblo.

No debemos olvidar que si bien es cierto que el gobierno de los Estados Unidos ha reconocido el fracaso de la política de aislamiento y bloqueo contra Cuba, también es cierto que su objetivo final continúa intacto: destruir el proyecto social que lleva a cabo la Cuba Revolucionaria.

Anuncios
Categorías: Contrarrevolución, DD.HH, Deporte, Economía, educacion, Estados Unidos, Historia, internacional, Latinoamerica, Organismos internacionales, Política, Política migratoria, Religión, Revolución, Salud, Sociedad, Solidaridad, Sudversión | Etiquetas: | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: