Laborde abrió el medallero

 

María Celia Laborde

 

Autor: Ariel B. Coya | arielbcoya@granma.cu

25 de agosto de 2014 16:26:26

Esta vez no hubo que esperar mucho para ver la primera medalla del judo cubano en el Campeonato Mundial de Cheliabinsk, Rusia. La consiguió el día inicial María Celia Laborde (48 kg), que de paso conquistó el metal número 70 de la mayor de las Antillas en estas lides, al alzarse con un bronce.

En realidad, la medalla era segura desde que la guantanamera tuvo que medirse por ella a su compañera de equipo Dayaris Mestre, a la que poco a poco le ha ido ganando el terreno, como refrendó recientemente en la final del Grand Prix de La Habana. Fruto de esa sana competencia, sin embargo, es el nivel alcanzado por ambas. De ahí que el profesor Ronaldo Veitía decidió doblar su apuesta en los 48 kg y la estrategia le surtió efecto.

Laborde, que fue venciendo una tras otra a la kirguiz Aizaada Zhanalieva (ippon), a la norcoreana Sol Mi Kim (yuko) y sobre todo a la consagrada húngara Eva Csernoviczki, monarca europea y bronce olímpico, por apenas un shido, solo cedió en semifinales cuando se dejó sorprender con una técnica de inmovilización por la japonesa Ami Kondo, a la postre ganadora del oro.

Mientras, en los tatamis de la Arena Traktor, Mestre avanzaba a expensas de la mongola Otgontsetseg Galbadrakh (wazari) y la italiana Valentina Moscatt (shido). En los cuartos de final, tropezó ante una vieja conocida suya como la argentina Paula Pareto (yuko), bronceada bajo los aros en Beijing 2008; pero se repuso en el repechaje frente a la ucraniana Maryna Cherniak (wazari).

Así que le tocó en suerte chocar por el tercer puesto con Laborde y el éxito, por ippon, le sonrió a esta última, como ha venido siendo la tónica en sus últimos enfrentamientos, para acompañar en el podio a Kondo y Pareto, junto a la francesa Amandine Buchard, en una división que vio caer bien temprano a dos favoritas como la brasileña Sarah Menezes y la mongola Urantsetseg Munkhbat, campeonas olímpica y del orbe, respectivamente.

Entre los hombres, ya se sabía de antemano cuán complicadas se presentaban las opciones de Janier Peña (60), quien logró superar, por ippon en ambos casos, al pakistaní Syed Samiullah y al polaco Lukasz Kielbasinski; pero a continuación cayó ante el israelí Artiom Arshanski (wazari) y no pudo pasar a cuartos, instancia que al menos le habría posibilitado disputar la repesca en una categoría que coronó al mongol Boldbaatar Ganbat sobre el ruso Beslan Mudranov, con los bronces para el japonés Naohisa Takato y el georgiano Amiran Papinashvili.

Todo, cuando hoy le tocará competir en uno y otro sexo a la doble subcampeón olímpica Yanet Bermoy (52) y a Gilberto Solar (66), quienes se estrenarán contra Antoinette Gasongo, de Burundi, y el chino Duanbin Ma, en cada caso, en pos de incrementar el botín antillano.

Categorías: Deporte, educacion, Sociedad | Deja un comentario

Navegador de artículos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: